360 Iglesia de Santa Maria la Real

 ©navarra360 360 Iglesia Santa Maria la Real, Sangüesa Version HTML5 | Version FLASH 

 

 

La iglesia de Santa María la Real de Sangüesa, declarada Monumento Nacional en 1889, despliega una magnífica portada, auténtico retablo en piedra, considerada como una de las obras cumbre del románico en España. En ella se representa el Juicio Final. 

De línea esbelta y medianas proporciones, fue construida entre los siglos XII y XIV y su estilo corresponde a la transición del románico al gótico. Presenta tres naves con crucero y torre octogonal, y su interior nos sorprenderá con otros atractivos como el retablo mayor, de estilo plateresco y una rica custodia procesional gótica.

Tras cruzar el férreo puente sobre el río Aragón, Santa María la Real de Sangüesa nos da la bienvenida a esta localidad de la Zona Media occidental de Navarra, ya cerca del límite con Aragón. 

Se erigió en siglo XII, en uno de los extremos de la rúa Mayor, por orden de Alfonso I el Batallador, rey de Navarra y Aragón. Iglesia de medianas proporciones, este bello ejemplo del arte románico ha tenido a lo largo de la historia no sólo fines litúrgicos, sino también función defensiva, especialmente durante las guerras civiles del siglo XIX. 

En el centro del tímpano y en lugar preferente, aparece Cristo juzgando a los hombres con la Virgen, los apóstoles como intercesores y San Miguel pesando las almas. Las arquivoltas que enmarcan el tímpano nos cuentan los estamentos de la sociedad medieval. A ambos lados de las arquivoltas, se esculpieron animales monstruosos, escenas del Antiguo y Nuevo Testamento, imágenes de los pecados y diversos oficios. En la enjuta derecha, llaman la atención los relieves que relatan la original leyenda nórdica del héroe Sigurd: el hijo del rey Sigmundo que mató al dragón Fafner y que, tras bañarse en su sangre, comprendió el lenguaje de las aves y se hizo invulnerable.

En su visita al interior de la iglesia descubrirá un templo de tres naves y tres tramos, que guarda importantes tesoros como el retablo mayor, plateresco, del siglo XVI, la capilla de San Miguel, del XIV, o la capilla de La Piedad, del XVI, que alberga el grupo del Descendimiento, del siglo XVI y lienzos del siglo XVIII. La custodia procesional de plata, del siglo XV, es una de las más antiguas de España

 

Via Turismo de Navarra

 

 

 

Ubicación

 

 

360 Santa Maria de Ujué

©navarra360 Castillo-Fortaleza de Ujue 360

 

Cuenta la leyenda cómo una paloma entraba y salía del agujero de una peña...

Un zagal que pastoreaba, movido por la curisidad se acercó con la intencion de espantarla. Al comprobar como la paloma seguia con su aleteo insistente, se acercó y contempló una bella imagen románica de la Virgen. Sobrecogido por el impacto de la aparición de la efigie mariana, avisa a la población, donde hoy se encuentra la ermita de la Blanca, y todo el pueblo cambia de lugar. Así nace la villa de Ujué. La Virgen dió nombre a este pueblo.

 

Iglesia Fortaleza Santa Maria

En la parte más elevada del pueblo medieval de Ujué, se alza elegante y contundente, el templo fortificado de Santa Maria de Ujué. Un templo en origen románico, embebido por diferentes construcciones que lo rodean y enmascaran. Su rasgo mas peculiar es su aspecto de fortaleza militar por sus torres almenadas, pasos de ronda y robustos contrafuertes.

En la actualidad, es un importante santuario mariano, -Monumento Nacional- donde se han llevado importantes reformas. Es una de las joyas de la localidad, por sus hermosas galerías, su gran nave gótica con cabecera románica y sus dos portadas.

Hoy, Ujué es un pequeño pueblo medieval de calles estrechas y empedradas donde se arraciman casas con portalones medievales y fachadas blasonadas y mansiones góticas. No obstante, en el pasado, Ujué fue el principal bastión del reino de Pamplona frente a los dominios musulmanes de las riberas del Ebro. Esta iglesia, con imponente aspecto de fortaleza, es el resultado de aquellas guerras y alianzas.

 

 

santa maria de ujue

 

 

Via: wikipedia | Turismo de Navarra

 

360 Catedral Santa Maria la Real Pamplona

Catedral Santa Maria la Real | ©Navarra360.com

 

La Catedral de Santa Maria la Real de Pamplona es un conjunto arquitectónico eclesiástico único, por tratarse del complejo catedralicio más completo que se conserva en España.

La edificación actual ocupa una extensa área en la parte alta de la Navarrería, y es esta zona donde se han encontrado los restos arqueológicos más antiguos. Sobre este mismo emplazamiento se situaba el núcleo principal de la ciudad romana, más concretamente correspondía con la encrucijada del cardo y decumano. La primera vez que se tiene constancia de la iglesia de Pamplona, es en el año 589, en un documento en el que se menciona al obispo de dicha ciudad en el Concilio de Toledo. Si existía un Obispo, tenía que tener una cátedra, y por tanto, una catedral.

Durante el final del siglo XIII se construyó el nuevo claustro en estilo gótico y a lo largo del siglo XIV se levantaron algunas edificaciones tambien góticas como la capilla Barbazana y el refectorio.

La razón por la que levantara el actual templo gótico, es el repentino derrumbe de la anterior iglesia. Esto obliga a comenzar las obras con celeridad, puesto que la catedral servía de marco para los actos más importantes del reino, como la coronación y unción de los reyes, su bautismo o enterramiento cuando hubieran fallecido. Su reconstrucción se convirtió en objetivo primordial para los reyes Carlos III el noble, Leonor de Tastámara y sus sucesores.

El estilo imperante en toda Europa era el gótico. Navarra por tener frontera con Francia y al haber reinado en la diferentes linajes franceses, como los Evreux y los Champaña, la influencia francesa fué muy importante, y por ello, el estilo en el que se construyó la nueva iglesia es en gótico francés.

 

 

interior 360 catedral pamplona ©navarra360

 

Web Catedral Pamplona

Mas información sobre la Catedral | wikipedia |

360 Castillo de Olite

 ©Navarra360.com Todos los derechos reservados Version Flash | Version HTML5

 

 

El Palacio Real de Olite es la prueba del esplendor cortesano que durante la Edad Media vivió la ciudad de Olite, histórica localidad situada en la Zona Media de Navarra

El Palacio Real de Olite, corte de los Reyes navarros hasta la conquista de Navarra y su incorporación a la Corona de Castilla (1512), fue uno de los castillos medievales más lujosos de Europa.

Contemplando su majestuoso perfil y la elegancia de sus caprichosas torres, no resulta difícil trasladarse al medievo e imaginar cómo era la vida cortesana en un palacio que contaba con ricas decoraciones, exóticos jardines e incluso un zoológico. En él se celebraban justas y torneos, juegos de pelota e incluso corridas de toros. Olite rememora aquel pasado, en el que llegó a ser la sede de la Corte en tiempos de Carlos III el Noble, durante sus Fiestas Medievales.

Emplazado sobre restos de una antigua fortaleza romana, durante los siglos XIII-XIV sufrió diversas transformaciones. Esta parte es la que se conoce como Palacio Viejo y la que actualmente acoge el Parador Nacional de Turismo "Príncipe de Viana". De ese antiguo edificio se conservan los muros exteriores y las torres. En su fachada destacan los ventanales góticos, la puerta principal renacentista y la torre de la Atalaya.

Pero su gran desarrollo fue impulsado desde principios del siglo XV por el rey Carlos III el Noble, que para tal fin atrajo a su corte a numerosos maestros peninsulares y europeos. El Palacio nuevo se edificó en estilo gótico civil francés. Y es que el Rey, nacido en Nantes, procedía de una importante dinastía de la nobleza francesa, cuya influencia le hizo desarrollar su imaginación y buen gusto en el Palacio de Olite, que convirtió en su palacio predilecto.

El palacio quedó parcialmente destruido en un pavoroso incendio provocado en 1813 por el general Espoz y Mina para evitar que los franceses, en su retirada, se hiciesen fuertes en el castillo. Su aspecto actual es fruto de una cuidadosa restauración acometida en 1937 que ha intentado devolverle el aspecto primitivo. Se caracteriza por grandes muros de piedra que describen un perímetro de entrantes y salientes, y torretas circulares con cubiertas de pizarra que se levantan en las esquinas.

 

Castillo de Olite 360 ©navarra360

 

 

Via: Turismo de Navarra

360 Monasterio de Leyre

 

 

El Monasterio de San Salvador de Leyre, o simplemente Monasterio de Leyre, es uno de los conjuntos monásticos más importantes de España por su relevancia histórica y arquitectónica.

La fecha y circunstancias de la fundación del monasterio legerense son desconocidas. La primera referencia de su existencia se debe al presbítero mozárabe cordobés Eulogio, en una carta de 851 dirigida al obispo de Pamplona (Epistula ad Wiliesindum). En ella, recuerda su estancia en el monasterio tres años antes, en el año 848, en el transcurso de un viaje a tierras germánicas que tuvo que interrumpir forzadamente. Eulogio de Córdoba sería martirizado posteriormente en Córdoba y santificado, siendo conocido como San Eulogio.

Redactó una crónica de su viaje y en ella, entre otros monasterios pirenaicos ya desaparecidos en los que se alojó, nombraba a Leyre. En la carta llega a señalar el nombre del entonces abad, un tal Fortún. Estas referencias quedan confirmadas por la obra apologética de Álvaro de Córdoba, amigo de Eulogio, sobre el santo (Vita vel passio Sancti Eulogii).

 

Leyre

Dos son los elementos más relevantes del monasterio: por una parte, su privilegiada situación; por otra, las construcciones que lo componen, al ser algunas de ellas los ejemplares de románico más antiguos de Navarra. Así, en su iglesia, en particular en la cabecera y en la cripta, se aprecia un románico primitivo. El estado de conservación de estos edificios es muy bueno, aunque el mobiliario se ha perdido en el transcurso del tiempo.

En Leyre destaca la calidad de la piedra proveniente de canteras propias que se hallaban en las cercanías del monasterio, en plena Sierra. La piedra es de color dorado con un veteado carminoso debido a la presencia de hierro con incrustaciones de cuarzo.

 

La Iglesia

La iglesia de San Salvador de Leyre constituye el elemento arquitectónico principal del monasterio. Mantiene partes de la construcción románica del siglo XI al siglo XII, como la cripta, los ábsides, la torre, la nave principal y el pórtico, conocido como Porta Speciosa, sobre las que se superponen elementos posteriores, como la bóveda gótica, el panteón de los reyes de Pamplona y una pequeña capilla, también gótica, que data de los siglos XIV y XV. Entre la imaginería destacan la imagen de Santa María de Leyre, una talla de un Cristo muerto en la cruz del siglo XIV y el retablo de Santa Nunilo y Santa Alodia, del siglo XVII.

 

La Cripta

La cripta de Leyre no es una cripta al uso. No llega a ser subterránea ni hay evidencias de que se haya destinado nunca a ser un lugar de enterramiento. Destaca por sus dimensiones y altura, así como por sus grandes capiteles, que se alzan sobre pequeñas columnas.

Fue construida para nivelar el terreno donde se alzaría la iglesia y servir como cimiento a la misma. Es de forma cuadrada siguiendo la forma de la cabecera del templo, por lo que dispone de tres ábsides circulares y cuatro naves iguales cubiertas por bóvedas de cañón. Una de ellas es más reciente que el resto, al estar en ese lugar la escalera que comunicaba la iglesia con la cripta. Se construyó en piedra caliza con cuarzo y hierro, lo que le ha dado una resistencia que le ha permitido su buen estado de conservación.

Los grandes capiteles son los que mantienen el peso de la cabecera del templo. Son todos diferentes entre sí, tanto en tamaño como en motivo de decoración. Algunos llevan enormes cimacios y van formando un bosque de pilares de triple codillo y de perpiaños peraltadísimos que refuerzan naves abovedadas. La decoración es muy sencilla, basándose en temas animales y geométricos. La cripta, junto a la iglesia, fue consagrada en 1057.

 

Porta Speciosa

La Porta Speciosa (puerta preciosa) es el pórtico que se construyó durante la primera ampliación de la iglesia original en el siglo XII. En ella hay constancia, por el tema de uno de los capiteles en el que aparecen dos aves con los cuellos entrelazados picándose las patas, de que trabajó el Maestro Esteban, autor de la puerta de las Platerías de la Catedral de Santiago de Compostela. En la construcción de este pórtico se reutilizaron elementos provenientes de otros lugares y trabajaron diferentes maestros de la época, lo que ha hecho muy complicado darle un significado al conjunto. La puerta está protegida por una visera y sobre ella hay un ventanal de transición y un matacán ya de la construcción gótica.

 

Ábside y Torre

La torre tiene forma cuadrangular, casi cuadrada, con ventanas de triple arquillo en todos sus costados. Estos arquillos están sostenidos por columnas simples, sin capiteles ni decoración.

Los ábsides circulares tienen angostos ventanales y un alero que es una cornisa compuesta de bloques biselados sobre modillones decorados con motivos varios, cabezas humanas, animales, lazos, bolas, atributos... Las paredes están limpias sin decoración o elemento alguno. Este tipo de construcción fue común en ese tiempo, primera mitad del siglo IX, en Europa y luego, posteriormente, por la península.

El ábside y la torre junto a las fachadas de los monasterios nuevo y viejo forman un armonioso conjunto que caracteriza el lugar, siendo uno los rincones más típicos del monasterio.

 

Monasterios

Son dos los edificios que se dedicaron a monasterio en el complejo de Leyre. Uno de ellos, el conocido como monasterio viejo, data del siglo IX, pero del mismo únicamente quedan algunos lienzos de muro y un torreón. El muro norte es original, está realizado en una sillería muy anárquica que le da cierto aire de fortaleza. En él se pueden ver la primitiva y sencilla portada, así como las ventanas asaetadas, algunas terminadas en arco de herradura.

En su lado noreste se levanta un torreón de planta cuadrada. Este monasterio tuvo un claustro románico que desapareció en el periodo que las instalaciones estuvieron abandonadas después de la desamortización de Mendizábal entre 1836 y 1954.

En esa época se construyó entre los restos del monasterio viejo, respetando el estilo y los materiales, un edificio para albergar la hostelería. Este nuevo edificio, junto con la iglesia, conforma el patio de la hostelería donde se ubicaba el antiguo claustro.

 

¿Donde se encuentra?

El monasterio se alza en terrenos del actual municipio de Yesa, a 52 km de la capital navarra, Pamplona, sobre el ramal del Camino de Santiago que discurre siguiendo el río Aragón, pasando por Jaca, el Camino de Santiago aragonés. El conjunto se encuentra en una balconada natural de la falda sur de la sierra de la sierra de Errando o de Leyre.

Dicha balconada se alza sobre el valle del río Aragón, embalsado en este punto en el pantano de Yesa. Desde la ubicación del monasterio se abarca un gran espacio. Al este se encuentran los montes de Jaca con el Canal de Berdún en primer término y, más allá, los montes donde se encuentra el otro gran monasterio vecino, el de San Juan de la Peña. Al oeste se ve una cadena de montañas entre las que emerge la punta de Ujué.

El acceso al conjunto monástico puede hacerse a través de la carretera N-240 que une Tarragona con San Sebastián. Poco antes de llegar a Yesa desde Pamplona hay que tomar una pequeña carretera que, tras recorrer 4 km, llega a sus puertas.

 

 

Monasterio de Leyre

 

Via Wikipedia: Monasterio de Leyre

Sumérgete en la diversidad natural que posee Navarra, de la mano de la fotografía panorámica de Navarra360, podrás disfrutar de la naturaleza como nunca antes habías imaginado.

"cat

Pequeños rincones, lugares emblemáticos, remansos de paz y belleza. Tesoros escondidos en plena civilización, espacios que se descubren ante nuestros ojos y nos muestran el carácter de las ciudades y sus gentes.

cat_arte ©navarra360

Medio siglo de actividad sistemática en la restauración y conservación del patrimonio artístico permite contemplar conjuntos excepcionales.

cat_viaje ©navarra360

Enormes construcciones de otras partes del mundo, mezquitas, plazas, lugares que quitan la respiración al contemplarlos... Iran, Estambul, Indonesia...

cat aloja

Alojarse en el medio rural permite entrar en contacto directo con las gentes y costumbres del Reyno y conocer de cerca algunas de sus actividades gracias a la oferta de agroturismo.

cat evento

Otra forma de ver las cosas, un punto de vista diferente que nunca habias visto. Presentaciones, reuniones, congresos, bodas...

san fermin

Imagenes imposibles desde dentro de la fiesta, como el Chupinazo, el Encierro o los saltos de la fuente de la Navarreria

san fermin

Espacios, momentos y lugares característicos del Camino de Santiago a su paso por Navarra