29 noviembre al 21 de diciembre, 2016

Sala Ambito Cultural, El Corte Ingles, Pamplona

Exposición "Otra forma de conocer Navarra en 360"

360 Santuario de San Miguel de Aralar

  ©navarra360.com La Cruz de Bargagáin 360 Version Flash | Version HTML5

 

El santuario de San Miguel in Excelsis, esta enclavado entre las cumbres de la Sierra de Aralar, en el término de Uharte Arakil.

 

Es uno de los centros de espiritualidad más antiguos y enraizados de Navarra. Su iglesia, joya de la arquitectura románica, alberga un bellísimo frontal de esmaltes, obra maestra de la orfebrería europea del siglo XII.

La imagen titular de San Miguel, revestida de plata sobredorada, recorre cada año, llevando el anuncio evangélico, cientos de pueblos, parroquias y entidades.

Las puertas del Santuario están siempre abiertas para acoger a los peregrinos y viitantes que llegan hasta este bello paraje cargado de historia y de leyenda, de arte y de devoción.

 

El retablo, joya de la esmaltería románica

El retablo que preside la capilla mayor -en origen, un frontal de altar- es una de las obras maestras que alberga el Santuario y el ejemplo más notable de la decoración preciosa del altar cristiano en época románica. Realizado, al parecer, en tiempos del rey Sancho VI el Sabio, a finales del siglo XII, se trata de un conjunto de cobre dorado y esmaltado, formado por 39 piezas de esmaltes, placas y medallones, con adorno de pedrería semi-preciosa.

El programa iconográfico representa a la Virgen con el Niño, los Tetraformos o símbolos de los cuatro evangelistas, los apóstoles, los reyes magos, la escena de la Anunciación del ángel a María y la figura de San José. Desde que hay constancia de la existencia de esta pieza, solo ha salido del Santuario en 3 ocasiones: en 1765 para ser limpiado en Pamplona, en 1979 por robo y en 2006 para ser exhibido temporalmente.

 

La Historia de Teodosio de Goñi

Una antigua tradición relaciona el origen del Santuario con la historia del caballero navarro Teodosio de Goñi: Tras haber matado, por error, a sus padres, Teodosio , arrepentido, recibe del Papa la penitencia de vagar por la Sierra de Aralar ceñido por unas cadenas hasta que éstas se le caigan. Viéndose atacado por un temible dragón, invoca a San Miguel, que se le aparece y acaba con la bestia. Las cadenas de Teodosio caen al suelo y éste, en agradecimiento, construye un lugar de culto al Arcángel y queda aquí como ermitaño.

Testigo de todo ello serían las cadenas que cuelgan a la entrada de la capilla central -signo de penitencia y de la liberación del hombre obrada por Cristo, quién ha roto las cadenas del pecado y de la muerte- y el agujero en el que los fieles introducen la cabeza y recitan el credo, a modo de exorcismo contra el demonio y las creencias paganas.

 

 

 

Via: Aralar-excelsis.info

Sumérgete en la diversidad natural que posee Navarra, de la mano de la fotografía panorámica de Navarra360, podrás disfrutar de la naturaleza como nunca antes habías imaginado.

"cat

Pequeños rincones, lugares emblemáticos, remansos de paz y belleza. Tesoros escondidos en plena civilización, espacios que se descubren ante nuestros ojos y nos muestran el carácter de las ciudades y sus gentes.

cat_arte ©navarra360

Medio siglo de actividad sistemática en la restauración y conservación del patrimonio artístico permite contemplar conjuntos excepcionales.

cat_viaje ©navarra360

Enormes construcciones de otras partes del mundo, mezquitas, plazas, lugares que quitan la respiración al contemplarlos... Iran, Estambul, Indonesia...

cat aloja

Alojarse en el medio rural permite entrar en contacto directo con las gentes y costumbres del Reyno y conocer de cerca algunas de sus actividades gracias a la oferta de agroturismo.

cat evento

Otra forma de ver las cosas, un punto de vista diferente que nunca habias visto. Presentaciones, reuniones, congresos, bodas...

san fermin

Imagenes imposibles desde dentro de la fiesta, como el Chupinazo, el Encierro o los saltos de la fuente de la Navarreria

san fermin

Espacios, momentos y lugares característicos del Camino de Santiago a su paso por Navarra